Una vida nocturna intensa, una suculenta oferta gastronómica, una apretada agenda cultural. Todo frente al Mar Caribe colombiano. Se trata de Cartagena. Rodeada de las fortificaciones más completas y mejor conservadas de Suramérica. Una ciudad cuyo centro histórico está acorralado por 11 km de murallas. De ahí uno de sus apelativos “el corralito de piedra”. Tiene casi 500 años y una mezcla de arquitectura colonial y republicana que la hacen inconfundible. Patrimonio Histórico de la Humanidad, es uno de los destinos turísticos con más auge en este 2016.

Muralla cartagenera - libros

Castillo San Felipe de Barajas – Cartagena (al fondo el Mar Caribe)

Un lugar que se descubre caminando. Calles coloniales empedradas, plazas, balcones, museos, o tiendas de artesanías. Cada sitio te transporta en el tiempo. Si eres un viajero de los que saborea cada detalle, seguro te envuelve la brisa marina cálida presente durante todo el año. No vas a olvidar los colores tropicales de las fachadas ni de las frutas que venden en las calles.

Como dice el reconocido periodista colombiano Juan Gossaín: “a mí no me cabe ninguna duda de que Cartagena de Indias es la ciudad más bella de América. Es la ciudad más española que los españoles construyeron fuera de España, o, incluso, dentro de la propia España“.

Calle cartagenera - libros

Calle colorida y angosta de Cartagena

Encontrando libros frente al mar

Es así, explorando angostas calles antiguas, como te encuentras con uno de sus tesoros modernos. En la esquina de la calle de la Iglesia con calle de la Mantilla. A pocos metros del mar aparece una pequeña puerta de madera con una mesa y una silla al lado. Al empujar la puerta suena una campanilla. De repente el ruido de la ciudad queda atrás.

De fondo siempre suena un jazz. Huele a café recién tostado, y para donde quiera que mires hay repisas de ladrillo llenas de libros. Estás en Ábaco, una reconocida librería cartagenera, donde puedes conseguir lo mejor de la literatura colombiana. También encuentras literatura universal en inglés, y libros específicamente sobre Cartagena. Desde el 2002 un refugio para leer, descansar, refrescarse, y tomar un respiro del agite turístico.  Obligatorio tomarte un café exclusivamente traído de una hacienda en Risaralda (zona cafetera colombiana). Sin duda el acompañamiento perfecto para disfrutar el mundo creado por su fundadora María Elsa Gutiérrez.

Estantería de libros en Ábaco librería

Estantería en ladrillo en Ábaco librería

Un pequeño rincón ineludible que hace parte del recorrido del centro histórico. Una esquina que con el paso de los años se ha convertido en sitio de culto. Pero no solamente para bohemios e intelectuales. Sino para todos aquellos que saben apreciar un momento frente al mar con un libro y un buen café.

También te puede interesar:

Una calle parisina para disfrutar con los 5 sentidos

Sígueme y comparte :

Leave a Reply

Your email address will not be published.