Un millonario italiano dejó sus comodidades y se fue, vestido con harapos, a hablar de Dios por todo su país. Giovanni di Pietro Bernardone, mejor conocido como San Francisco de Asís. El fundador de la Orden Franciscana fue el primero en representar el nacimiento de Cristo en un ambiente natural. Llamada pesebre, nacimiento, Belén, o portal, según la región donde se encuentre. Dicha representación de origen católico se expone durante las fiestas de Navidad en diferentes lugares por el mundo.

Finalizaba 1223 y San Francisco se encontraba predicando en la localidad de Greccio en la Toscana italiana. Inspirado en el pasaje bíblico del evangelio de Lucas, decidió hacer un escenario similar a un pesebre* (recipiente donde comen los animales en un establo) para celebrar Navidad. Con la ayuda de un lugareño buscó una gruta, llevó la paja, un buey y un burro. Invitó a los habitantes y celebró la misa del 24 de diciembre. En aquella época se usaban las dramatizaciones para enseñar pasajes de la Biblia al pueblo, en su mayoría iletrado.

Representación del pesebre con la Sagrada Familia

Representación del pesebre

Viendo la eficacia de la dramatización, se extendió la costumbre por Italia tanto en iglesias como en plazas públicas. Sin embargo, no fue hasta la época del Barroco donde su uso se hizo extensivo a los hogares italianos. Las familias acaudaladas en Nápoles se disputaban el honor de tener el más exuberante presepe (la palabra italiana).

En 1562 se tiene registro del primer pesebre hecho exclusivamente para le época navideña en la iglesia de los Jesuitas en Praga. En la época de la Contrarreforma se multiplicó por toda Europa el uso de los pesebres como herramientas pedagógicas. Pero con la llegada de la Revolución Francesa, cuando las manifestaciones de fe en público fueron prohibidas en el país, los pesebres eran realizados en las casas de las familias. En el sur de Francia la gente empezó a hacer pequeñas figuras de miga de pan. Estas figuras, llamadas santones, son las mismas que desde 1803 hasta hoy día son famosas en la feria de Marsella.

La tradición del pesebre llegó a América con los monjes franciscanos, durante la colonización y evangelización, entre los siglos XV y XVI. El rey Carlos III de España conoció este arte plástico en Italia. Deslumbrado por la riqueza de detalles que contenía, y el despliegue creativo de escultores, ebanistas y ceramistas, en su realización y montaje, llevó a España esta idea. Una costumbre que desde sus inicios ha traspasado las barreras de la religión y se ha constituido en una manifestación artística de cada pueblo.

Pesebre típico de una casa

Pesebre típico de una casa

El pesebre es cultura

El folclor cuenta que se ponía el primer domingo de Adviento y se recogía el 2 de febrero El día de la presentación de Jesús en el templo. Los personajes principales son la llamada Sagrada Familia (José, María y el Niño Jesús). El burro y el buey. Los pastores, y los 3 Reyes Magos. Cada cultura adapta, aumenta y le otorga un significado a cada personaje, de acuerdo con su idiosincrasia.

El pesebre es en ocasiones reflejo de la sociedad. También una exaltación de la cultura rural de una región en particular. Una forma de rendir homenaje a la maternidad, a la infancia, a la vida.

*La palabra “pesebre” viene del vocablo latino praesepium, utilizado por San Jerónimo en su traducción del Sagrado Texto -la Vulgata- en el año 350 d. C. Así mismo, praesepium viene de praesepas, que  tiene relación con el griego he phatne, cuya raíz proviene del sánscrito bhedh. Phatne signi­ca la concavidad donde se deposita el alimento del ganado.

Referencia: Exponavidad, Universidad de Navarra. España

Sígueme y comparte :

Leave a Reply

Your email address will not be published.