La unión entre la bebida y la humanidad existe desde las primeras civilizaciones. Los más tempranos hallazgos arqueológicos revelan restos de líquidos fermentados en grandes vasijas. El lazo entre beber y compartir ha sido un ritual común a lo largo de nuestra historia.

“Compartir una bebida con alguien es símbolo universal de hospitalidad y amistad”

Tom Standage

Todo comenzó con el temor a ser envenenado por un enemigo. Chocar las copas era un acto de confianza entre gobernantes de la antigua Grecia (siglo VIII a. C.). En aquella época la usanza era el envenenamiento con bebidas. De modo que los vasos, de terracota o metal, se estrellaban con fuerza para que las gotas de vino salpicaran. Así se demostraba que no había peligro alguno.

Según la mitología griega fue Dioniso dios del vino (no confundir con Dionisio), quien propuso chocar las copas. El hijo de Zeus veía que durante las celebraciones todos los sentidos participaban, menos el oído. Tocaba, olía, veía y saboreaba el vino, pero no lo oía. Fue así como institucionalizó este sonido para disfrute de todos. Ya se hacía mención del acto del choque de copas con vino en La Ilíada y en La Odisea.

¿Por qué decimos “salud” en el brindis?

Otro origen del actual brindis se le adjudica a las libaciones antiguas. Durante estos rituales religiosos se ofrecía una bebida a los dioses y a los muertos a cambio de un deseo. Normalmente este deseo era tener salud y larga vida. Los griegos y los romanos también creían que el alcohol tenía espíritus que concedían salud y felicidad.

Posteriormente se generalizó durante las grandes cenas desear salud antes de comer. El vino se consideraba una bebida digestiva y se servía primero. Era común que estas grandes comilonas terminaran en problemas estomacales, tanto por la cantidad, como por la calidad de los alimentos. Hay que tener en cuenta que en la antigüedad no existían refrigeradores, ni control alguno en lo que se llevaba a la boca.

brindis por la vida

El brindis es un rito social que persiste en la actualidad en la mayor parte de las culturas, cambiando un poco la bebida, el estilo y los momentos

¿Desde cuándo el acto de brindar se llama “brindis”?

La palabra brindis se le adjudica a los alemanes. En el siglo XVI el ejército de Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico invadió y saqueó a Roma. Corría el año 1527 y los soldados alemanes para celebrar la toma de la ciudad levantaron sus copas. Las chocaron repitiendo ich bring dir s. Frase que significa “yo te lo ofrezco”. Le ofrecían la victoria al emperador Carlos y le brindaban la ciudad derrotada. El término fue acuñado por los italianos entendido y pronunciado como “brindisi”. De esa manera se inició su expansión y permanencia hasta la actualidad.

Levantar las copas y chocarlas entre sí para invitar a beber mientras se desea el bien a alguien. Manifestar la alegría por un acontecimiento presente o futuro. O simplemente disfrutar de ese momento de comunión acompañado de una bebida. De eso se trata el brindis, un ritual arraigado en casi todas las culturas del mundo.

Bibliografía :

Larousse, Le grand Larousse gastronomique avec le concours du Comité gastronomique présidé par Joël Robuchon, Paris, Larousse, 2012

International Handbook on Alcohol and Culture, Publisher: Greenwood Press, Editors: Dwight B. Heath, 1996

Sígueme y comparte :

Leave a Reply

Your email address will not be published.